Estilo de inversión Growth y Momentum

Estilo de inversión Growth y Momentum

Al cabo de pocos meses de crear la comunidad de inversores se unió Josep.

Estuvimos hablando y terminamos haciendo buenas migas, pero además es asesor financiero y hace cursos de inversión Growth y Momentum. Así que nos hizo un webinar para la comunidad.

Muchos de los capitalistas ninjas se apuntaron y lo valoran como perfecto.

Para ver el resto junto con más Webinars sobre dinero, sólo tienes que ser miembro de nuestra comunidad.

Únete a capitalistas ninja

Pide información para el curso de Growth Momentum

Esta es una de las opiniones y experiencias de una de las alumnas.

Muchas veces, las grandes experiencias nacen de ideas muy simples. Ahorrar, “dinero fácil” se vuelven meros eufemismos de lo que es en realidad dar el paso hacía otro modo de vida. No para todo el mundo tiene el mismo significado, pero, para mí, descubrir el mundo de la inversión y, concretamente, de la mano de la Comunidad Lince ha sido realmente una revelación.

Fondos de inversión Growth

¿Cómo empezó todo?

Desde hacía unos meses fantaseaba con la idea de comprarme un piso. Es una necesidad que surge de una de las problemáticas con la que más nos encontramos las personas en España: el alquiler. Dos años después de haberme independizado (tras batallas por la precariedad de las instalaciones y el trato del arrendador) había podido encontrar un piso en mejores condiciones.

Aunque me encontraba más satisfecha, seguía teniendo la misma sensación. Cero poder de decisión y la impresión de no estar administrando mi dinero correctamente.

También es cierto que, en cierto momento de la vida, a uno le atrae la idea de formar un hogar.

Tenía claro que debía cambiar la situación. La pregunta era: ¿cómo?

Empecé a ahorrar. Lo típico.

fajos de billetes, papel y boligrafo y maqueta de una casa encima de mesa de madera

Recorté en pequeñas cosas y analizaba cada gasto que hacía. La pandemia ayudaba. Pero pese a todo, los resultados no eran inmediatos. Y cuando ahorras a base de recortes, la vida no te sabe igual.

Aunque tenía claro que no era la solución idónea, no tenía margen de movimiento. Mi círculo social más cercano, que conocía mi situación, no tenía las mismas inquietudes. Nadie que me pudiera dar respuestas o que compartiera sus conocimientos financieros conmigo.

Y así estuve unos meses. Entre el trabajo y los problemas del día a día. Algunos meses ahorrando más y otros menos.

Hasta que voilà, me mostraron el camino.

Estrategia de inversión Momentum

No se puede negar el alcance que tienen las RRSS en nuestra vida. Una imagen o un texto nos influye, nos crea curiosidad.

La realidad es que siempre me había atraído el mundo de la inversión. Sin embargo, existe la creencia de que está reservado para unos pocos privilegiados.

No podía estar más equivocada.

Una publicación de un amigo en RRSS me abrió los ojos. Se trataba de una imagen de un famoso bróker con un porcentaje de ganancias muy elevado en pocos meses. Y aunque siempre he sido muy prudente, me costó unas pocas noches decidirme a contactar con él. Súper amable me comentó que sus ganancias tenían nombre y apellidos. Dos hermanos, amigos suyos, que realizaban un curso sobre bolsa. Creía que en pocas semanas volverían a impartir otro, en modalidad online. Si me interesaba, podía recomendarme y pasarme el contacto.

Y me interesó. Y ahí, ya no dudé. Algo me decía que esta decisión iba a ser un punto de
inflexión.

Contacté con ellos y tuvimos la primera conversación. Algo que me sorprendió fue la cercanía con la que me trataron desde el minuto uno. Para mi, era muy importante que no se me prejuzgara por no tener experiencia.

No solo no era imprescindible, sino que se me facilitó toda clase de explicaciones para dar inicio a mi aventura.

El coste del curso no me impresionó. Sabía que lo acabaría recuperando al poco tiempo.

Como os podréis imaginar, mi inexperiencia me tenía preocupada. Por este motivo, intenté realizar algunas inversiones por mi cuenta. Abrí una cuenta en Degiro y empecé a sondear el Ibex, donde conocía algunas empresas. Ni mucho menos invertí gran cantidad de dinero, ni compré muchas acciones. Simplemente, me interesaba entender la operativa y acostumbrarme a los movimientos del mercado. También leí toda clase de blogs con el objetivo de familiarizarme con la terminología.

Esa aproximación me hacía sentir más segura y lo veía complementario a los conocimientos que creía iba a aprender en el Curso Linces.

Estilo de inversión Momentum

Cuando supe que eran dos semanas de formación a dos horas al día me pareció poco realista (aunque ideal para las personas que trabajamos largas jornadas). No dejaba de ser un esfuerzo: terminar tu jornada laboral y dedicar el tiempo a formación sobre bolsa. Mi objetivo vital y la necesidad de respuestas me impulsaban a tener paciencia y a dirigir mi energía a prestar atención. Además, me atraía la idea de invertir en el mercado EE.UU.

portatil y movil siendo usados para estudiar la bolsa

En ese entonces la Comunidad Lince contaba con alrededor de 25 miembros.

¿Qué clase de fórmula mágica hacía que todas esas personas tuvieran una rentabilidad tan elevada?

La primera clase la tengo grabada en la memoria.

Soy Psicóloga y me dedico a RRHH, muy diferente al perfil inversor. Muy diferente a mis compañeros. Creía que me sería difícil establecer un vínculo con ellos. De nuevo, me equivocaba.

La metodología de la formación favorecía enormemente la colaboración entre todos nosotros, conocernos y forjar puentes entre la experiencia de unos y otros. En las clases se lograba crear un ambiente confidente que, pese al medio, simulaba que nos conociéramos de toda la vida. Esta capacidad de crear confianza es, en mi opinión, la primera clave del curso.

La estrategia es sólida, fundamentada en growth&momentum, perfeccionada en base a la experiencia y conocimiento de ambos hermanos y, sobretodo, basándose en la superación de antiguos errores y situaciones. Esa aproximación tan cercana es la segunda clave del curso. Que la personalidad de ambos engancha.

Y, por último, (y ahí radica la diferencia) está la educación financiera. Una estrategia sin pautas de comportamiento se queda corta y no abarca lo que es realmente importante: el bienestar mental del inversor.

Porque en la inversión, un 20% es seguir la estrategia al pie de la letra y un 80% es psicología.

Porque cuando al inversor le comen los demonios, ahí es donde comete errores.

A grandes rasgos, en la primera semana del curso aprendimos a vivir en abundancia, a ser generosos con los demás y a ver el lado positivo de las cosas. A marcarte objetivos ambiciosos y a creer en el poder que la mente tiene en el devenir de los acontecimientos.

En la segunda semana, aprendimos análisis técnico y fundamental, a reconocer a una empresa líder de mercado, los patrones más comunes que nos acabaríamos encontrando cuando pusiéramos en práctica todo lo aprendido y último, pero no por eso menos importante, diferentes herramientas que nos podían ayudar a encontrar empresas Linces.

Por supuesto, de esas 20 horas que pensaba que le iba a dedicar al curso me faltaba contabilizar todas aquellas que íbamos a pasar resolviendo dudas tras las clases, analizando casos y empresas que proponíamos y el tiempo de preparación de las “deberes” que debíamos entregar al día siguiente.

persona estudiando con papeles, boligrafo y cafe encima de una mesa de madera

Al finalizar el curso entendí que, en realidad, no se trataba de magia, sino de un equilibrio perfecto entre las claves del Método Lince.

Estas enseñanzas marcan el inicio del éxito de las personas que forman parte de la Comunidad.

El curso te da acceso a dos meses de Comunidad, donde aprendes en la práctica lo que es realmente invertir en una estrategia basada en growth&momentum.

Pide información para el curso de Growth Momentum

Lo más importante de la primera fase es marcar los hábitos de la estrategia.

Se dan unos puntos de entrada, unos stoploss… y a volar. Siempre siguiendo la estrategia Lince y con la red de seguridad que te da el acompañamiento de las personas que forman el grupo.

En este punto, me dio mucha tranquilidad como tienen establecida la operativa. Tranquilidad porque la idea es conectarte poco al broker, que no dediques un gran esfuerzo en analizar el mercado ni tengas que estar pendiente de realizar compras y ventas en un corto margen de tiempo. En mi caso, me es imposible conectarme al bróker mientras estoy realizando una entrevista a un candidato, por lo cual, comulgo muchísimo con esta manera de proceder.

La cantidad de información que aportan acerca de las acciones en las que invertimos es otro gran aspecto a remarcar. Realizamos quedadas periódicas comentando empresas actuales, empresas que están por venir y el comportamiento del mercado.

Aunque el curso es el que te hace cambiar o potenciar hacía una mentalidad positiva, lo que mantiene ese buen hacer es esta familia, que formamos entre todos nosotros. La Comunidad se nutre de los fundamentos de altruismo, optimismo, responsabilidad y apoyo mutuo. En pocas palabras, todos nos alegramos del éxito de los demás.

Aunque el motivo que nos ha llevado a conocernos es el dinero, lo que nos hace permanecer unidos no se puede explicar con palabras.

Fondos de inversión Momentum

Al principio todo me pareció muy fácil. Seguir la estrategia al pie de la letra. Haces 5 entradas y el balance es positivo. Perfecto.

En mi caso, pasé esos primeros dos meses con una rentabilidad de miedo. Ni en mis mejores sueños hubiera podido imaginarlo. De hecho, si hubiera querido, podría haber sacado el dinero y dar la entrada para un piso, más bien humilde, pero un piso, al fin y al cabo. Y en solo dos meses. Increíble.

papel con grafico de crecimiento positivo, boligrafos y regla encima de mesa de madera

Pero, las acciones, el S&P 500, cualquier otro índice de referencia… al igual que sube, baja. Hay mejores y peores días. Leer el mercado es muy complejo y te puedes ver influenciado rápidamente por una noticia en algún portal de inversión, dejarte llevar por la euforia o caer en la emocionalidad del mercado.

Y por supuesto, están los resultados: unos malos resultados pueden hacer peligrar una buena entrada.

En mi caso, hice dos entradas donde saltó el stoploss y me puse nerviosa. Y una de las que me daba buena rentabilidad se dio la vuelta y saltó un stoploss con un margen de beneficio bajo.

Estaba malacostumbrada al balance positivo.

Y ahí es cuando te das cuenta que seguir la estrategia es más difícil de lo que pensabas. Porque cuando ganas dinero, todo va sobre ruedas. Pero cuando “pierdes” te planteas hacer cambios, arriesgarte más, no poner stoploss y, en resumidas cuentas, saltarte la estrategia.

Cuando el balance entre pérdidas y ganancias es negativo, tienes que poner en práctica todo lo aprendido. Prepararte a contrarrestar.

Por este motivo valoro tanto la Comunidad. Porque cuando te encuentras ante estas situaciones, tu cabeza es un mar de dudas y puedes tener miedo. Pero yo no estaba sola y esa misma situación también la estaban viviendo otros compañeros. Ahí entiendes que de todas las decisiones que tomas al entrar en este mundo hay una que es crucial: decidir con quien vas a ir de la mano. Y ahí, no me había equivocado.

personas reunidas alrededor de una mesa con portatiles y documentos

Y no solo lo creo para personas como yo, que recién nos adentramos en bolsa sino para personas experimentadas que ya han pasado por diversas fases de aprendizaje y pueden tener un marco de comparación. Una reeducación. Muchos de mis compañeros podrían ratificar mis palabras.

Desde los 25 Linces que éramos cuando empecé a formar parte de la Comunidad, ahora somos más de 50. Cada vez disponemos de más recursos y hermanos y colaboradores ponen toda la carne en el asador para lograr un Linces +, esta misma comunidad, pero con más ventajas y servicios.

En esta iniciativa nuestras ideas de mejora han sido escuchadas y muy en la filosofía Lince, sentimos que este es un proyecto de todos. Un proyecto ambicioso en el que todos vamos a
una.

Pide información para el curso de Growth Momentum

Deja una respuesta